EL DIRECTOR DE ARTE: AGENTE MULTITAREA

Como buen jefe supremo, el director de arte es un profesional del medio publicitario absolutamente todoterreno. Sobre él recaen diferentes tareas y funciones dentro de la precampaña y del proceso posterior. Siempre estará atento a cada movimiento del grupo que se encuentra bajo su tutela para que todos sus componentes saquen lo mejor de sí.

El director ha de saber llevar a lo visual las ideas textuales que han ido fraguándose en la oficina de la agencia publicitaria, re-interpretando las necesidades del producto, sus preferencias y sus necesidades tanto vinculadas al marketing como a la imagen externa del mismo.

EL ENTORNO PUBLICITARIO

Todo estudiante y profesional del sector que quiera cursar dirección de arte ha de ser consciente de lo complejo que resulta el entorno publicitario. Cada día llegan nuevos datos y reformas que adaptar a la dirección de un grupo de personas y de una marca de la que se es responsable. Si no conoce este entorno, difícilmente conseguirá convertirse en un director de arte que sea modelo para sus colegas de profesión.

Conociendo el entorno publicitario, las posibilidades de crear campañas perfectamente adaptadas a cada medio y situación se agrandan potencialmente. Este entorno está compuesto por diversos factores, tanto interiores como externos. A grandes rasgos cada ambiente puede dividirse en dos apartados: factores de marketing y ajenos al marketing; el macroambiente y el microambiente, respectivamente.

Los factores internos son aquellos controlables a los que se tiene conocimiento y disponibilidad desde el primer momento en el que se decide crear una campaña. Dependen de los propios recursos de la agencia para llevarla a cabo y se dividen entre los vinculados al marketing y los que le son ajenos. Entre ellos se encontrarían aspectos como las características del producto y su comunicación comercial, la gestión administrativa, la gestión de investigación del producto o el control y mejora de sus procesos y de su imagen comunicativa.

Los factores externos son aquellos no controlables para el conjunto organizativo y se dividen entre el macroambiente y el microambiente. El macroambiente está formado por aspectos sociales, culturales, económico e incluso tecnológicos y legales. Mientras, el microambiente se conforma a partir de personajes como la competencia, los intermediarios, y los destinatarios finales de la oferta. No hay que olvidar que la pirámide de población es fundamental para emprender nuevas campañas publicitarias tras las que el director de arte estará bajo control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *